Soluciones Iván Rodríguez

Minuto 45 de la Jornada 1 y la rodilla de Osvaldo Rodríguez no aguantó más. Entre lágrimas abandonaba el campo de juego mientras Ignacio Ambriz volteaba al banco de suplentes buscando como recomponer al equipo, ya que el teórico suplente, Dilan Zúñiga, no fue convocado ni a la banca. Se decide por Angel Mena, un jugador de corte ofensivo. Mena al lugar de Montes, el Chapo a hacer pareja con Aquino en el mediocentro e Iván Rodríguez a la lateral izquierda. 3 movimientos para cubrir una lesión.

El equipo no jugó tan solvente como la primera parte, quizás en parte por la modificación o quizás también por el cansancio físico pero se logró el empate. Empate que se pudo lograr antes si Navarro conecta de mejor manera un pase de crack de José Iván a la cabeza del chaparrito lateral.

Al minuto 74, Aquino sale lesionado y Ambriz se quebra la cabeza pensando como lograr solidez en el mediocampo con el Chapo ahí y el mediocentro suplente, Iván Ochoa, sin el ritmo necesario para un rival como Tigres. Ingresa Miguel Herrera para reacomodar la defensa, abriendo a Tesillo como lateral izquierdo y reacomodando a José Iván en el mediocentro con Montes. Otros 3 movimientos para cubrir otra lesión. En ningún lado desentonó, antes bien, dió coherencia a las decisiones de Nacho desde el banquillo.

Esto es José Iván Rodríguez. Te garantiza un rendimiento en varias posiciones. Y te garantiza entrega, pundonor, orgullo. Es sentido táctico y manejo de ambos perfiles. Entiende rápido lo que el técnico requiere de él en cada posición.

José Iván Rodríguez debutó con Javier Torrente hace 3 años, haciendo pareja con Alexander Mejía en el mediocentro del equipo verde y se ganó la titularidad a pulso. Después de perder su lugar con Gustavo Díaz, lo ha recuperado con Nacho Ambriz. Con sus 22 años ha adquirido una madurez que le permite ser una solución importantísima para el técnico esmeralda. Cada vez mejor asentado y compenetrado con el peruano Pedro Aquino, el sábado pasado le permitió al técnico seguir compitiendo el partido sin haber tenido en la banca las herramientas adecuadas para enfrentar las lesiones.

El manejo de ambos perfiles es su mayor fortaleza. Le permite salir de situaciones apremiantes un tiempo antes de lo que el rival espera. Con una técnica aceptable, sus pases con ambos perfiles son ventajosos para sus compañeros por lo que puede participar de una salida elaborada, ya que sus movimientos también son realizados de manera correcta para generar líneas de pase o para ocupar espacios.

El juego aéreo, el descuido de la zona central y la frontal del área son sus mayores debilidades por ahora. Deberá aprender a interpretar esas situaciones de juego de mejor manera para convertirse en una realidad, ya no solo una agradable promesa, para lograr consolidarse como titular indiscutible. Con la inoportuna lesión de Osvaldo Rodríguez, seguramente Ambriz se siente más tranquilo sabiendo que tiene ahí a José Iván, que le permitirá tomar decisiones de manera más tranquila.

Después de la salida de Leónel López, a quien le sobraba calidad pero le faltó el hambre y la humidad que le sobran a Iván, tiene todo para ser el siguiente jugador de la cantera desde Aldo Rocha en convertirse en referente del mediocampo esmeralda y en orgullo de la afición leonesa.

Sígueme en Twitter: @LuisArturo_B